☆ EL ARTE EN TU MANO
enero 14, 2014

En Oleart nos hemos movilizado y nos abandonamos a la evidencia de que el 2014 será (¡también!) el año del móvil. Smartphones, tabletas, wearable technology... La tecnología nos lleva cada vez más lejos sin movernos del sofá. Y el arte, que siempre llega allí donde vayamos, se ha adueñado de esta tendencia, poniendo sus píxeles al alcance de nuestras manos. Nos hemos encontrado estas 3 joyas. ¿A qué esperas para deslizar tus dedos por esa pantalla?

 

marina-nuñez-la-panera-app-movil

 

App del Centro de Arte La Panera de Lleida

El Centro de Arte La Panera de Lleida -un polvorín de inquietud e iniciativas- se ha propuesto desarrollar un proyecto curatorial pensado, desde su origen, en versión móvil. Más allá de modas pasajeras, Gloria Picazo, su directora, explica que su objetivo es “construir una colección paralela, hecha de obras exclusivas para iPhone, complementaria a la que tenemos”. Toda una declaración de intenciones y de modernidad. Aquí una demo.

Nos gustaron especialmente esos “Worlds Inside” de Marina Nuñez, que desintegran la realidad hasta convertirla en un universo desconocido.

 

 

Imagen tomada de Misstechin.com

Imagen tomada de Misstechin.com

 

Conrad Roset, the app

A finales del año pasado, Conrad Roset lanzó su app con Ubicuo Studio, una oportunidad de acercarse un poco más a sus musas, recreándolas a través del smartphone o la tableta. Colorear, observar, jugar, son algunas de las bazas que los amantes de esas musas turbias tienen en la palma de su mano gracias a esta app, que nos recuerda a una versión 2.0 de los recortables antiguos. Una forma -más interactiva- de disfrutar del arte.

 

 

 

black-dots-manuel-fernandez

 

Black Dots de Manuel Fernández en la Widget Art Gallery

En la galería móvil y virtual de Chiara Passa, The Widget Art Gallery, Manuel Fernández hizo rebotar sus “puntos negros” como pelotas que se chocan contra las paredes del habitáculo blanco. Aquí puedes ver cómo fue esta exhibición temporal, que nos hubiera encantado pillar a tiempo. Una mezcla arte y código, digna de explorar.

Por cierto, también nos ha gustado mucho el inquietante vídeo “Green Monochrome” del artista malagueño:

 

 

 

Deja un comentario